Disfrutando en Riglos

CONVIVENCIA

Un año más, el pequeño pueblo oscense de Riglos nos volvió a acoger con dos días muy soleados, ofreciéndonos la posibilidad de conocer algo más de los secretos naturales que hay en sus senderos y disfrutando de la convivencia con todo el grupo de compañer@s de 6º de primaria.

Las primeras horas fueron intensas, llenas de calor, cansancio, sudor y esfuerzo. La caminata alrededor de los Mallos resultó dura en algunos momentos, pero también satisfactoria cuando contemplamos el paisaje desde la pradera.

dav

Después de una ducha reconfortante, tuvimos tiempo de conocer el pueblo y comprar algunos recuerdos. Era el momento de relajarnos con nuestros amig@s y coger fuerzas cenando en el albergue.

Por la noche, Carlos y Paco, los monitores de la salida, nos hicieron una velada nocturna, llena de juegos, competiciones y muchas, muchas risas.

A la mañana siguiente, después de dormir “unas horas” conocimos algo más sobre los buitres y las aves más importantes del entorno de Riglos, para acabar con un ingenioso juego de pistas, donde tuvimos que descubrir por equipos, las respuestas a todos los enigmas que nos habían planteado.

Nos llevamos una experiencia imborrable, dos días muy intensos con los que celebrar el final de una etapa: primaria. Al año que viene comienza la ESO.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.